Psicodramatista
 
        Su creador, Jacob Levy Moreno, lo definió como “un método para sondear a fondo la verdad del alma a través de la acción, enfocado a los grupos”.
 
    Pretende que el movimiento generado por las agrupaciones humanas dentro de un espacio de reunión controlado, sirva como modelo de aquellos patrones que emplea el hombre para jugar, aprender, trabajar y divertirse.
 
    Es una técnica dúctil con la que se recrean en un ámbito protegido escenas que requieren la exploración psicológica, retratando tanto la vida cotidiana como las representaciones abstractas que cada individuo se forma a partir de ella, en todos sus sectores: Educación, industria, hogar, comunidad o clínico.
 
    Gracias al implemento del simulacro y la imaginación, como parte de sus instrumentos de trabajo, se tiene la posibilidad de experimentar cambios de conducta, de personalidad, de estados de ánimo…, sin temor a las consecuencias. Tenemos la oportunidad de trabajar así con todos ellos, redimiéndolos en vez de reprimiéndolos, hasta encontrar el punto en que nos sintamos más libres, más vigorosos, más creativos y logremos integrar los elementos positivos hallados a nuestra vida cotidiana.
 
    Definimos así al Psicodrama como un recurso terapéutico apoyado en elementos teatrales, empleado para la exploración, diagnóstico y tratamiento de las aflicciones humanas de manera integral, observando a cada individuo como un ser inteligente, sensitivo, creativo, dinámico y espiritual, con el que se trabaja verbal, mental, psíquica, conductual y emocionalmente a fin de implementar mediante la movilidad del acto y el desarrollo de la espontaneidad, un sistema de atemperación entre el mundo que lo rodea y su universo interno.
 
    A fin de cuentas, hacer Psicodrama es poner el alma en acción, evolucionar de la crisis a la ruptura y la cura.
 
 
 
 
 
    También conocido como Teatro Terapéutico, habiendo germinado como una ramificación que en su forma se desprende del Psicodrama, el Teatro Espontáneo es una puesta en escena que los actores espontáneos recrean a partir de historias narradas por el público que los visita.
 
    El guión, se forma a partir de la inspiración de todo aquél que abre una puerta a su mundo interno, convidándonos de sus experiencias pasadas y recuerdos; haciéndonos partícipes de sus fantasías, ilusiones, temores y desvaríos.
 
        Los actores espontáneos, entrenados en el arte de la improvisación, interpretan las voces del inconsciente envueltas en esos fragmentos del alma, vistiendo la trama con los matices que le infunden las líneas que van construyendo al vuelo, la resonancia afectiva, sus propios cuerpos y el material con que dibujan sobre su persona y frente a todos: Un hada, una madre, una tumba, un eco sofocado, una lágrima, un niño, un corazón palpitante.
 
    Para lograr su objetivo, se apoyan en su preparación como psicólogos y terapeutas, realizando asociaciones sobre el escenario que puedan devolver a su audiencia plásticamente, para la elaboración de los conflictos subyacentes en cada dramatización.
 
    En ocasiones, estimulan a su público a unírseles en una Multiplicación Dramática. Facilitan así la catarsis, canalizando la energía emocional contenida, sintetizando de manera orgánica y conjuntamente el desenlace.  
 
 
 
Dá click para descargar los folletos en formato PDF
 
Educándome para Educar         FEducandomeParaEducar.pdf
Papá, no cortes mis alas            FNoCortesMisAlas.pdf
Psicología de lo masculino       FPsicologiaDeLoMasculino.pdf
Encuentros y Desencuentros    FEncuentros.pdf
Talleres                                      FTalleres.pdf
 
 
 
 
 
 
 
¿Qué es Psicodrama?
Teatro Espontáneo
Talleres
Home../DianaCastro/Diana.html../DianaCastro/Diana.htmlshapeimage_2_link_0